Sidras: consumo creciente todo el año

El clásico habito de consumo para las fiestas de fin de año esta cambiando. La categoría se hizo mas relevante, amplió su propuesta con nuevos productos, presentaciones y ocasiones de consumo. Argentina es el sexto país del mundo en consumo per cápita.

Hay productos fuertemente arraigados a fechas especiales, y uno de ellos históricamente fue la sidra, dado que su consumo principalmente estaba asociado a fechas de celebración.

Sin embargo, con el paso de los años, la concepción de la sidra como bebida ligada únicamente al período de fiestas cambió y hoy es posible disfrutarla en cualquier época, acompañado por la innovación de las marcas al servicio de nuevas propuestas y presentaciones de producto, dando lugar a una categoría más relevante, además de haber colaborado en crear nuevas ocasiones de consumo.

Crece el consumo entre los Argentinos

El aumento en la preferencia de consumo se debe, en gran parte, a los esfuerzos de las compañías sidreras para acercar nuevas propuestas en marcas, productos y empaques, contribuyendo a crear nuevos espacios y oportunidades de consumo: no solo en las fiestas, más cerca de los amigos o la familia e incluso, como opción individual. Además, no hay que olvidar que el consumidor comenzó a interesarse más sobre el producto a partir de la innovación en la categoría, y de alguna manera legitimar su consumo fuera de la temporada.

Según el último estudio realizado por la consultora GFK, la sidra creció en preferencia frente a otras categorías alcohólicas como vinos, whiskies y espumantes, y con el contexto social actual, el consumo se volcó a las casas y más personal.

Argentina es el sexto país del mundo en consumo per cápita, y los niveles de crecimiento se dan en contextos en los que siempre están presentes otras bebidas como la cerveza y los aperitivos.

“Hay una tendencia muy fuerte a buscar y probar nuevos sabores en bebidas de baja graduación alcohólica. La sidra en ese sentido es una opción dulce, muy refrescante, ligera y natural, proviene de la manzana. Las sidras líderes del mercado 1888, Real y nuevas marcas como Pehuenia además están certificadas como productos sin tacc, con lo cual son una opción ideal para aquellos que no pueden o no desean consumir bebidas con gluten“ comentó Vanina de Martino, Gerenta de Marketing de Sidras, Vinos & Spirits de CCU Argentina.

Se amplían las ocasiones de disfrute y el consumo estacional da paso al nueva experiencias a lo largo del año 

Hoy el consumo de sidra se da todo el año y comparte la ocasión de consumo con otras categorías, como cervezas y cocktails. Se trata de una bebida muy noble, elaborada con juego de manzana, y una graduación alcohólica de entre 4 y 7 grados, siendo una excelente opción para acompañar en todo momento.

Historicamente a la sidra se la comparó con los espumantes, pero las marcas buscan su propio camino. Por ejemplo, la propuesta de Sidra 1888, pionera y líder del segmento premium, busca experimentar y crear versiones propias, tema que permite su versatilidad.

La propuesta marcaria es tomarla en vaso con hielo y agregar rodajas de frutas cítricas como limón, naranja, pomelo o con arándanos. Además, es posible jugar con ramitas de menta, lo que transforma al vaso de sidra en una propuesta muy vistosa, colorida y de rápida preparación.

Para los amantes de las salidas de bares, es posible encontrar recetas de tragos clásicos reversionados con sidra, ganando un espacio muy importante en las barras de la mano de bartenders referentes de la ciudad.

Así lo afirmaba Alexander Martinez, Jefe de Barra en Boticario Bar: “soy un apasionado en la fermentación y ver un producto como la sidra que esté en su auge es increíble, un producto súper noble y rico, muy versátil a la hora de combinar sabores. Aporta acidez, dulzor y una burbuja que lo hace súper refrescante, y si a eso le sumamos hierbas o cítricos mucho mejor, una complejidad de sabores perfectos”.

Es así como su consumo también se diversificó a partir de nuevos formatos y nuevas propuestas de sidras especiadas y frutadas, dando lugar a un nuevo producto dentro del portfolio, como es el caso del producto 1888 Rosé, elaborada a partir de rosas y flor de hibiscus o rosa China, ideal para disfrutar como aperitivo.

Una sidra, tres claves 

Las tres claves que Sidra 1888 propone para identificar la calidad de una sidra son las siguientes:

Materia prima: la selección de las manzanas determinarán el perfil de sabor, ya que cada una aporta rasgos distintivos a la bebida de origen. Por ejemplo, Sidra 1888 utiliza manzanas Red Delicious del Alto Valle de Río Negro, para obtener una característica organoléptica balanceada.

Receta: sin dudas, cada receta hace un producto único. El proceso de elaboración se puede diferenciar por la fermentación, el uso de un tipo u otro de levadura y las proporciones de materias primas, más allá de la manzana.

Presentación: El caso de Sidra 1888 se destaca por su botella diferencial y su corcho, lo que aporta un valor asociado diferente. Además, su presentación de 750 cc y el formato de 500 cc, contribuye a un consumo individual y ocasional, sumado a la propuesta de sidra tirada, al mejor estilo europeo.

“Estamos viviendo una verdadera revolución en la categoría, donde Sidra 1888 fue pionera. Hoy es posible encontrar nuevas propuestas, inclusive marcas artesanales que empiezan a hacerse su lugar dentro del mercado. Este crecimiento nos pone muy contentos ya que permite tener propuestas diferenciales y de valor, además de fortalecer a la industria. Nuestros esfuerzos están enfocados en seguir creciendo y aportar valor para nuestros consumidores a través de la innovación, trayendo nuevas propuestas y nuevos formatos de consumo“ concluyó Vanina de Martino, Gerenta de Marketing de Sidras, Vinos & Spirits de CCU Argentina.

Para conocer más acerca del mundo de las sidras, sugerimos visitar las cuentas oficiales en Instagram @Sidra1888 – @SidrasPehuenia – @Sidra.Real