Robert Swan es nombrado CEO de Intel

Intel Corporation ha nombrado a Robert Swan como su director ejecutivo. Su promoción se anunció el 31 de enero de 2019. Swan, quien anteriormente se desempeñó como director financiero y director general interino de la compañía, es el séptimo CEO que dirige la compañía con sede en Santa Clara, California. 

Intel Corporation (NASDAQ: INTC) anunció hoy que su junta directiva ha nombrado a Robert (Bob) Swan como director ejecutivo. Swan, de 58 años y quien se ha desempeñado como CEO interino de Intel durante siete meses y como director financiero desde 2016, es el séptimo CEO en los 50 años de historia de Intel. Swan también ha sido elegido para el consejo de administración de Intel.

Todd Underwood, vicepresidente de finanzas y director de planificación y presentación de informes corporativos de Intel, asumirá el papel de director financiero interino mientras que la empresa realiza una búsqueda interna y externa para un CFO permanente.

“A medida que Intel continúa transformando su negocio para capturar más de una gran oportunidad en expansión que incluye el centro de datos, la inteligencia artificial y la conducción autónoma, continúa al mismo tiempo obteniendo valor del negocio de las PC; la junta directiva concluyó después de una búsqueda exhaustiva que Bob es el líder correcto para llevar a Intel a su próxima etapa de crecimiento”, dijo el presidente Andy Bryant.

“El comité de búsqueda realizó una evaluación exhaustiva de una amplia gama de candidatos internos y externos para identificar al líder correcto en este momento crítico en la evolución de Intel. Consideramos a muchos ejecutivos sobresalientes y concluimos que la mejor opción es Bob. Algo crítico en la decisión de la junta fue el excelente trabajo que Bob realizó como director ejecutivo interino durante los últimos siete meses, como se refleja en los sobresalientes resultados de Intel en 2018. El desempeño de Bob, su conocimiento del negocio, su dominio de nuestra estrategia de crecimiento y el respeto que se ganó por parte de nuestros clientes, nuestros propietarios y sus colegas, quienes confirmaron que él es el ejecutivo adecuado para dirigir Intel”, agregó.

“En mi función de CEO interino, he desarrollado una comprensión aún más profunda de las oportunidades y los desafíos de Intel, de nuestra gente y nuestros clientes”, comentó Swan.

“Cuando me nombraron CEO interino por primera vez, me centré de inmediato en dirigir la empresa y trabajar con nuestros clientes. Cuando el consejo se me acercó para asumir el rol de forma permanente, aproveché la oportunidad para dirigir esta especial compañía. Este es un momento emocionante para Intel: 2018 fue un año sobresaliente y estamos en medio de transformar la compañía para buscar nuestra mayor oportunidad de mercado. Me siento honrado de tener la oportunidad de continuar trabajando junto a nuestra junta directiva, nuestro equipo de liderazgo y nuestros más de 107,000 excelentes empleados a medida que avanzamos en la compañía”, concluyó.

Swan es un líder garantizado con un sólido historial de éxito tanto dentro como fuera de Intel. Como director general interino, Swan ha administrado las operaciones de la compañía en estrecha colaboración con el equipo senior de liderazgo de Intel. Swan fue el CFO de Intel desde octubre de 2016. En este cargo, dirigió las organizaciones globales de finanzas, fusiones y adquisiciones, relaciones con inversionistas y TI y estrategia corporativa. Antes de unirse a Intel, Swan se desempeñó como socio operativo en General Atlantic LLC y en la junta directiva de Applied Materials. Anteriormente, pasó nueve años como CFO de eBay Inc., donde actualmente es director. Anteriormente en su carrera, fue CFO de Electronic Data Systems Corp. y TRW Inc. También se desempeñó como CFO, COO y CEO de Webvan Group Inc., y comenzó su carrera en General Electric, desempeñándose durante 15 años en varios cargos financieros principales.

 

El mensaje de Robert Swan en su primer dia como CEO de la compañía

En su primer día como CEO de la compañía, Robert (Bob) Swan envió un mensaje via e-mail a los empleados, clientes y socios de Intel , con un claro mensaje sobre su filosofía  definida en el  asunto de ese correo electrónico de presentación: Impulsando a Intel.

El texto completo a continuación:

“‘Me siento honrado y muy agradecido de ser nombrado CEO de Intel. Me encantó mi papel como director de finanzas, y en los últimos siete meses sentí mucho más aprecio por nuestra compañía, así como por su misión, empleados y clientes. Cuando el consejo me propuso asumir el cargo de director general, no quise dejar pasar la oportunidad de eliminar la palabra “provisional” de mi puesto.

Como equipo ejecutivo, nos centraremos incansablemente en conformar una cultura y equipos magníficos, y en deleitar a nuestros clientes. El liderazgo es un deporte en conjunto y se trata de formar un equipo, establecer la dirección y dejar que el equipo esté libre de trabas, de manera que puedan lograr cosas que nadie pensó que fueran posibles. Mi mayor aprendizaje en los últimos siete meses es lo importante que somos para nuestros clientes, y la responsabilidad y oportunidad que esto conlleva.

En las próximas semanas y meses nos centraremos en cuatro imperativos esenciales.

Primero, debemos ser audaces e intrépidos. El equipo de Intel tiene la visión técnica y estratégica de darle forma a la tecnología del futuro. Nuestras ambiciones nunca fueron tan grandes, y tenemos una participación relativamente pequeña de los mercados potenciales más grandes en la historia de Intel. No perderemos de vista jugar a la ofensiva e innovar en nuestra búsqueda de un mundo cada vez más centrado en los datos. Un mundo en el que todos los datos necesitan ser procesados, trasladados, almacenados y analizados.

En segundo lugar, nuestra principal estrategia no ha cambiado: nos hemos embarcado en que lo que creemos, puede ser la transformación más exitosa de la historia empresarial. Estamos evolucionando de ser una compañía basada en computadoras personales a una basada en datos, que construye los cimientos de la tecnología para impulsar las innovaciones del mundo. Lo que va a cambiar es la manera en que servimos a nuestros clientes y la forma en que establecemos alianzas y creamos juntos la mejor tecnología. Todos ganamos cuando escuchamos atentamente cómo podemos mejorar las vidas de nuestros clientes, ayudándolos al mismo tiempo a deleitar a los suyos.

En tercer lugar, nuestro desempeño debe mejorar. Y así será. Nuestros clientes cuentan con nosotros.

Cuarto y último, tenemos una cultura poderosa y para lograr nuestras ambiciones, debemos evolucionar. Nuestra cultura debe alentar a cada empleado de Intel a ser audaz y sin temor deir más allá de lo que creían posible. Además, la cultura debe respetar la verdad y la transparencia, la obsesión por el cliente y unirse como “Un solo Intel.”

Intel tiene un legado asombroso, pero nuestras aspiraciones han crecido. Necesitamos continuar evolucionando para seguir haciendo que el futuro de Intel sea todavía más brillante que en nuestro ilustre pasado.

Tenemos unos cimientos increíbles sobre los cuales basarnos, y estoy muy entusiasmado por todo lo que podemos lograr juntos en el futuro. Voy con todo””.

– Bob