Representantes de más de 40 ciudades del mundo estuvieron presentes en la clausura de la Tercera Cumbre Internacional de Ciudades Culturales en la Usina del Arte

Con la presencia de la alcaldesa de Montreal, Valérie Plante; el alcalde de Berlín, Michael Müller; el jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta; el secretario general de relaciones internacionales, Fernando Straface; el  ministro de cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro y el presidente de CGLU, Mpho Parks Tau, junto a cientos de representantes de la cultura local e internacional, dieron cierre a la Tercera Cumbre Internacional de Ciudades Culturales.

Luego de tres jornadas intensas en las que se reunieron los principales referentes de la cultura local e internacional, con más de 500 participantes representando a más de 40 ciudades del mundo con 150 oradores en las 30 mesas de debate, la Tercera Cumbre Internacional de Ciudades Culturales tuvo hoy su clausura en la Usina del Arte. Los participantes fueron agasajados con un show de tango instrumental: el Yazmina Raies trío.

Durante tres días, las salas y pasillos de la Usina del Arte se convirtieron en un ir y venir de idiomas y experiencias de todo el mundo. Líderes y referentes culturales fueron protagonistas de ricos debates que giraron en torno a Derechos y Género, Cultura y Desarrollo Sostenible, Políticas Públicas, Cultura Independiente y Transformación Social. Los documentos finales, resultantes de la interacción y el intercambio entre los participantes serán publicados y quedarán a disposición de todas las ciudades y los actores participantes, siendo  un legado para futuras generaciones.

“La cultura es fundamental en nuestras vidas: nos hace crecer y desarrollarnos. Nosotros, que tenemos la responsabilidad de trabajar para la gente, tenemos que garantizar que su potencial transformador llegue a cada rincón de nuestras ciudades”, sostuvo el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

La jornada de cierre consistió en un plenario final, moderado por la secretaria general de CGLU, Emilia Sáiz, que contó con la presencia de la alcaldesa de Montreal, Valérie Plante, y el alcalde de Berlín, Michael Müller, entre otros. Las discusiones giraron en torno a la Cultura 2030 con el fin de remarcar la importancia de las inclusión de políticas culturales dentro de los objetivos del desarrollo sostenible.

En el panel “La cultura independiente: trayectorias sostenibles”, se compartieron experiencias acerca de la importancia de comunicar y promover valores culturales en las comunidades, a cargo de Jonathan Zak, de Timbre4 Argentina; Lisa Kerner, presidenta de Brandon por la Igualdad/Equidad de Derechos y Oportunidades; Marc Villarubias, director de Cooperación Cultural de Lyon y Sylvia Amann, Linz, Austria, presidenta del Grupo de Trabajo de la Comisión Europea sobre Industrias Culturales.

“Estamos muy orgullosos de lo que vivimos estos tres días en la Cumbre. Pudimos intercambiar experiencias entre las más de 100 ciudades que vinieron y nos llevamos propuestas ajenas para implementar. Sin dudas la cultura es una caja de herramientas clave para el desarrollo de las ciudades y para mejorar la calidad de vida de las personas. Y que todo esto haya pasado en Buenos Aires, es un claro ejemplo de lo que significa esta ciudad en términos culturales para el resto del mundo”, agregó el ministro de cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro.

Además, en el marco de la Cumbre, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y Valérie Plante, alcaldesa de Montreal, firmaron un acuerdo de cooperación y amistad entre las ciudades, con el objetivo de colaborar en áreas de mutuo interés como movilidad sustentable, medio ambiente y equidad de género, entre otros temas.

Imágenes:

 

Biografías de los invitados:

 

Sobre la Cumbre:

La Comisión de Cultura CGLU, Red de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos, es una plataforma global única de más de 800 ciudades, gobiernos locales y organizaciones, que trabajan para la “cultura en el desarrollo sostenible” a través de actividades de aprendizaje, programas a medida, campañas de incidencia global, y publicaciones y eventos bianuales que incluyen un Premio y una Cumbre. Busca promover la cultura como el cuarto pilar del desarrollo sostenible, y concretarlo con herramientas prácticas.

Las recientes cumbres, que se realizaron en 2015 en Bilbao (España), y en 2017 en Jeju (Corea del Sur), pusieron en relieve la creciente importancia de la cultura en el desarrollo local, un hecho que se evidencia en todos los continentes desde el inicio del siglo XXI. Su trabajo se basa en la “Agenda 21 de la cultura”, la primera declaración que promueve políticas y acciones de las ciudades y los gobiernos locales.

Esta tercera cumbre tuvo lugar luego del éxito de las anteriores y la designación de Buenos Aires fue un reconocimiento para su ecosistema cultural. El encuentro  también representó una gran oportunidad para que ciudades de todo el mundo vivan la cultura de nuestra Ciudad.