Google Maps: ahora podes consultar en tiempo real el estado del transporte público

Google Maps incorpora la tecnología del Sistema de Arribo Predictivo, beneficiando a los usuarios de transporte público a la hora de planificar sus viajes y traslados dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Continuando con su misión de organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible, Google da un paso más para -a través de la tecnología- mejorar la asistencia a los usuarios. A partir de hoy incorpora información del tránsito en tiempo real de 18 líneas de colectivos de CABA en Google Maps en su versión de escritorio y mobile – disponible para Android y iOS.

Esta nueva función, permitirá a los usuarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires conocer las horas de llegada y salida de las distintas unidades, así como recibir alertas de los distintos servicios de transporte público -vinculadas a traslados de paradas o eventos imprevistos que afectan una estación o una ruta- y actualizaciones de viaje, tales como retrasos, cancelaciones o cambios de recorridos.

En esta primera etapa, las 18 las líneas de colectivo que brindarán esta información, proporcionada por la Secretaría de Transporte de la Ciudad, con sus respectivos ramales son: 7, 10, 23, 26, 33, 42, 44, 45, 50, 53, 70, 76, 101, 135, 148, 153, 159 y 166. Se estima que para el primer semestre de 2019, se incorporen al sistema los 10 mil colectivos de las 137 líneas nacionales que circulan por el Área Metropolitana y a fines de ese mismo año se sumen las 9 mil unidades de líneas municipales y provinciales completando la totalidad de los colectivos y beneficiando a 10 millones de personas todos los días. esta información, se suma a los datos estáticos de las líneas de Subte A, B, D y E, junto a todos los trenes que atraviesan la Ciudad.

Esta actualización, se suma a las funciones recientemente implementadas por Google Maps para ayudar a los usuarios a tomar el control de sus viajes diarios, permitiéndoles planificar anticipadamente, prepararse para las interrupciones inevitables y posiblemente evitarlas por completo. Y también,  pasar un buen rato en el camino.